first

Antes de solicitar la adopción de un gatito o gatita…

Si decides que quieres en tu vida la compañía de un gato, una gata o de un par, debes ser consciente del compromiso que esto implica. La vida está llena de cambios y en los 15 o más años que viven, en promedio, se van a presentar infinidad de situaciones que deberás sortear de manera responsable.

Si eliges adoptar un gato, debes acogerlo como un miembro más de tu hogar. Esto quiere decir que, pase lo que pase, siempre será tenido en cuenta en las decisiones de la familia, pues no es un objeto o un juguete. Ningún problema es excusa para abandonarlo, del mismo modo que no es excusa para abandonar a cualquier otro integrante de la familia.  

Por otra parte, piensa que un gato solo puede sufrir de obesidad y depresión. Lo ideal es tener dos gatos, piensa entonces si podrás más adelante cuidar y sostener a su “hermanito” o “hermanita” también.

Razones para adoptar un gatito (y no comprarlo):

  •  Los animales NO son objetos ni mercancía; son seres vivos que sienten como nosotros.
  • Las tiendas de mascotas y criaderos no tienen estándares de calidad de vida para los animales; los ven como parte de un NEGOCIO. Las madres se encuentran en espacios reducidos, son preñadas constantemente y nunca tienen el contacto con una familia.
  • Cada animal que compres le quita un hogar a uno que lo necesita y lo busca en el campo, en las calles, fundaciones, refugios o albergues.
  • No es justo que se tengan que sacrificar animales sanos e indefensos, o que mueran en las calles porque faltan HOGARES para ellos.
  • Adoptar uno es hacer algo para evitar el sufrimiento de miles de gatos en las calles.

Antes de adoptar una mascota, pregúntate:

  • ¿Puedo adquirir un compromiso absoluto para 10, 15 o 20 años, con todos los cambios que vengan en mi vida (viajes, parejas, hijos…)?
  • ¿Todos los miembros de mi familia aceptan al gato? ¿Hay problemas de salud como asma, alergias o discapacidades físicas? ¿Son tratables?
  • ¿Puedo llevarlo a vivir en el sitio donde habito? ¿Qué espacio ocupará en mi casa?
  • ¿Hay otros animales en casa? ¿Lo aceptarán?
  • ¿Tengo tiempo para acompañarlo y darle el afecto y ejercicio que necesita a diario?
  • ¿Puedo cubrir económicamente sus necesidades: alimento de buena calidad, veterinario, vacunas, juguetes, medicinas, elementos de higiene?
  • ¿Qué va a suceder con ella/él en vacaciones?         
    *Por favor, no pienses en dejarlo en una guardería; los gatos son territoriales, aman su espacio y se deprimen encerrados o lejos de casa.

Necesidades básicas de un gato:

  • Vivir libre de hambre y de sed.
  • Vivir en un medio que asegure su bienestar, con suficiente espacio y aire.
  • Vivir libre de dolor, enfermedades y heridas.
  • Vivir libre de miedo y estrés.
  • Vivir con la libertad de poder expresar su comportamiento normal (no humanizado).

Compromisos que adquieres al adoptar:

  • Cubrir todos los días sin excepción las necesidades básicas del gato: alimenticias, de higiene, afectivas y veterinarias.
  • No abandonarlo ni “regalarlo” a otra persona bajo ningún motivo, razón o circunstancia.
  • Respetarlo y hacer respetar sus derechos (Declaración Universal de los Derechos del Animal, Unesco, 1978) y cumplir con las leyes y normas de protección y tenencia de mascotas (Ley 84 de 1989, Ley 746 de 2002, Ley 1774 de 2016, Código Nacional de Policía).
  • Estar dispuesto/a a permanecer con él/ella el resto de su vida, sin importar tus “cambios de planes”.
  • Adquirir en la tienda de Gatolandia un Kit de Bienvenida que incluya al menos una arenera para cada gato, una bolsa de comida de la que les damos acá para que no tengan problemas con cambios repentinos, arena de la que usan habitualmente y algunos accesorios, juguetes y snacks.

Si tras leer todo esto, estás seguro de que quieres adoptar una, uno o un par de nuestros gatitos, por favor pide un formulario de adopción responsable, llénalo, fírmalo y entrégalo en la recepción de Gatos y Blues.

A %d blogueros les gusta esto: