first

Nuestras reglas

Estas son las reglas actualizadas de los gatitos de Gatolandia:

  • Antes de entrar debes llenar el registro: debemos saber quiénes vienen a consentirnos y también llevar nuestra propia contabilidad.
  • Si estás agripado o tienes algún tipo de virus (o tienes una mascota que esté enferma), por favor no entres a Gatolandia. Somos gatitos bebés con pocas defensas y nos podemos contagiar muy fácilmente. Y por tu propio bien, tampoco entres si eres alérgico.
  • Desinféctate las manos antes de entrar (y al salir) para que todos permanezcamos limpios y sanos.
  • Si quieres tomarnos fotos, adelante, nos encanta posar. ¡Pero no uses flash, nos asusta!
  • No ingreses ningún tipo de comida humana porque podríamos intoxicarnos o llenártela de pelitos. Puedes entrar bebidas (no alcohólicas) sólo en los envases herméticos que te ofrecerán en caja.
  • Acércatenos con suavidad o, mejor, deja que seamos nosotros quienes nos acerquemos a ti. Si te aproximas de repente o con brusquedad, lo tomaremos como una amenaza y podremos responder con agresividad para defendernos. ¡Por favor no nos alces si estamos acostados!
  • Puedes tocarnos, jugar con nosotros, dejar que nos subamos en tus piernas, incluso acariciarnos si estamos dormidos, pero por favor no nos despiertes, no nos fuerces a estar contigo ni a permanecer en tus brazos o tu regazo. Si nos agarras a la fuerza podremos reaccionar mal (gruñir, aruñar o morder), por favor respeta nuestro espacio.
  • Mamás, papás, acudientes: ustedes son responsables de que sus niños cumplan estas reglas.
  • Nuestros humanos han dispuesto gran variedad de juguetes para que interactúes con nosotros. También nos puedes dar alimento húmedo (lo puedes adquirir en la caja).
  • Ya sabes que somos muy curiosos. No dejes a nuestro alcance ningún bolso o paquete abierto, porque querremos ver (e incluso sacar y, en el peor de los casos, “marcar”) lo que tienes dentro.
  • Recuerda que si nos sentimos atacados (aunque no haya sido tu intención, por supuesto) podemos reaccionar aruñando o mordiendo. Ten la certeza de que estamos sanos, vacunados y no te vamos a contagiar nada, pero de inmediato pide el favor a nuestros humanos que te provean los primeros auxilios.
  • No intentes quedarte más tiempo del indicado, ni trates de que entre más gente de la que nuestros humanos permiten, ellos ya saben que mucha gente por mucho tiempo nos estresa.
  • Si quieres salir antes de que acabe el turno, toca el timbre, nuestros humanos vendrán a abrir la puerta (no quieren que salgamos a importunar a los demás).
  • Los humanos de Gatos y Blues se reservan el derecho de exigir que salgan las personas (adultos o niños con sus acudientes) que no cumplan nuestras reglas o nos molesten de cualquier manera (a nosotros o a los demás humanos que estén consintiéndonos).

Dicho todo esto, entra bajo tu propia responsabilidad, ¡te estaremos esperando con las patitas abiertas!

 Gâteaux, Aki, Lulú y todos los gatitos de paso en Gatos y Blues

 

 

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: